Lo que trae el 11:11

Co crear conscientemente, es lo que todos deseamos hacer. Soñamos con pensar en las vacaciones y que se manifieste, en el auto y que se manifieste. Deseamos dejar de trabajar tan duro para lograr lo que queremos, deseamos tantas cosas que nos den felicidad, amor.

Todos deseamos llegar al punto donde nada cueste, donde todo sea abundancia, donde no haya que pensar nunca más en si me alcanza o no para lo que quiero tener, hacer o ser.

Lo paradójico es que si tenemos esa capacidad. En realidad siempre la hemos tenido, sin saberlo, y ahora de manera mucho más rápida que antes. Hace treinta años podrías haber intencionado algo, por muy pequeño que fuera y se demoraría semanas, meses, años en manifestarse. La energía era mas densa. Ahora en cambio hay cosas que no terminaste de pensar y ya es.

Si tenemos la capacidad de manifestar en nuestro plano físico lo que deseamos, ¿porqué la vida no es más fácil?

Porque necesitamos sanar, necesitamos no solo conocer herramientas para crear si no realmente convertirnos en maestros. Sanar significa dejar de temer a que nos hagan daño, dejar de agredir como una manera de defendernos. Sanar significa por sobre todo dejar de sentirse víctimas y convertirnos en maestros.

Necesitamos re encontrarnos con la parte nuestra que es divina, la que fue hecha a imagen y semejanza del creador…. nuestra capacidad de crear.

Necesitamos volver a creer en el amor, en la compasión, en la abundancia para poder realmente convertirnos en seres humanos felices y plenos.

Esa es la energía del 11:11. Es la energía de la maestría interior. Es la energía que nos conecta con nuestra divinidad.

El 11:11 es un día en que la energía del 11:11 se intensifica. Y la forma de ver y darse cuenta que somos maestros no va a ser que escuches arpas celestiales  ni luces brillantes. La forma de descubrir la maestría es ver tus peores miedos, tus más grandes conflictos manifestarse a tu alrededor de manera que no puedas dejar de verlos. Es una ilusión que estará ahí, para que la deshagas de una vez y te des cuenta de que realmente no pasa nada. Está ahí para mostrarte que detrás del miedo solo estás tú, un/a maestro/a capaz de crear, de ser, de tener, de hacer lo que se proponga.

Faltan solo unos días para el 11:11, pero ya se está haciendo sentir. Recuerda frente a cada cosa que suceda en tu vida que esto también va a pasar, mientras antes encuentres la causa de lo que estás viviendo, más rápidamente lo puedes deshacer.

La causa no la busques afuera, trata de encontrarla adentro, la causa eres tú, siempre eres tú. La maestría no llega si te victimizas y le echas la culpa a otros, la maestría se reconoce en el momento en que asumes al 100% la responsabilidad que te cabe en lo que estás viviendo y te das cuenta porqué lo estás creando.

Mientras más rápido lo haces, más rápido llegará el tiempo en que descubras que puedes simplemente intencionar algo para que se manifieste. Solo necesitas practicar, y sanar.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s